Elena y Roko

Yo no llegué a Leti buscando ayuda, nos conocimos por nuestros perros que se hicieron amigos y así surgió nuestra amistad. Roko era un cachorrote y fue creciendo a la vez que los conocimientos de Leti y nos fuimos "aprovechando" de ellos. Roko no es mi primer perro pero el entendimiento que tenemos entre nosotros, el vínculo tan especial que creamos y el gran equipo que formamos sí es la primera vez que pasa y eso es gracias a la ayuda de Leti, nos acompaña en cada etapa con sabios consejos que mejoran nuestra calidad de vida. Ahora es una etapa difícil debido a un problema de salud y sin ella no habríamos sabido como afrontarlo. Gracias por todo Leti.